martes, 1 de abril de 2014

El cine como medio de publicidad.

¿Quién no disfruta de ir al cine...  ver una película, dejarse consentir por el olor a palomitas y sillones cómodos? ¿Y además de ver tu película... te has fijado en todo lo que experimentas cuando vas al cine?


Desde que vas entrando, puedes entrar en contacto con colores, sonidos, gráficos, videos y están los ya conocidos displays, donde hasta puedes poner tu cara y tomarte la foto siendo "Shrek" o "Ironman".


Estamos en un constante bombardeo de información publicitaria. 

Entre comida, películas y gente vemos anuncios pegados en el piso, en las paredes, en los baños, colgando del techo... ¡Están por todas partes!





Y no es para menos, el cine experimentó un crecimiento del  11.4 por ciento con respecto al 2011, de acuerdo con datos de la consultora ScreenDigest,  229 millones de mexicanos asistieron a alguna sala de cine.






Es el lugar perfecto para promocionarte, anunciar y gritarlo a los 4 vientos. 

Mientras esperamos el comienzo de la película estamos ansiosos y atentos. Los famosos "cortos" se han convertido en el espacio perfecto para proyectar ya que 49 por ciento de los anuncios comerciales emitidos en el cine son recordados, de acuerdo con un estudio publicado recientemente por TNS. (http://goo.gl/nogx47)



El recordatorio puede durar hasta 2 semanas posteriores a la que la audiencia tuvo contacto con la campaña, consolidando así al cine como, el medio con mayor recordación publicitaria.






Por Iris L. Symonds